Archivos mensuales: febrero 2011

Excursiones desde Amsterdam: Kinderdijk

Uno de los lugares más hermoso de los Países Bajos es Kinderdijk, un sitio en el que un montón de molinos de viento desafían al tiempo y continúan realizando su labor como hace cientos de años. Está situado cerca de Rotterdam y no entra dentro del circuito de turismo masivo por lo complicado que es llegar al lugar. Si tienes un coche alquilado, esa es la opción preferida. Asumimos que sales desde Amsterdam y enfilas en dirección a Utrecht por la A4. Puedes encontrar las instrucciones AQUÍ o si tienes un GPS pon esta dirección Overwaard 2, Kinderdijk y sigue las indicaciones. Ten en cuenta que si aparcas justo a la entrada de la vía de los molinos tienes que pagar por dejar el coche y a unos cinco minutos andando hay un aparcamiento enorme que hasta mayo del 2007 que es la última vez que estuve, es gratuito.

Digamos que no tienes coche pero aún quieres ir. Lo primero es llegar a la ciudad de Rotterdam desde Amsterdam. Ya lo expliqué en su momento así que podéis ver las instrucciones en Excursiones desde Amsterdam: Rotterdam Una vez en el lugar, tenemos varias alternativas:

1. En Fastferry a Kinderdijk
¿Por qué no aprovechar para disfrutar de los excelentes sistemas de transporte público holandeses y llegar al lugar por el río? No es caro y es rápido. El billete lo compraréis cuando estés en el barco y lo que tenéis que comprar un ida y vuelta de Rotterdam a Ridderkerk que sale por 4.4 euros (línea 1 de los Fast-ferry) y luego cambiar a otro barco que os lleva hasta Kinderdijk y que sale por 1.3 euros por trayecto (creo que no hay de ida y vuelta). Si lleváis bicicletas, las podéis subir en el barco gratuitamente. Esta es la forma más espectacular de llegar al lugar usando transporte público. Hay un montón de servicios al día y la visita a los molinos no debería tomaros más de una hora (una vez os encontréis en el lugar). También podéis compraros una dagkaart, una tarjeta de viaje para un día de uso ilimitado y seguir la ruta hasta Dordrecht si queréis pasar el día por la zona. Para llegar al fastferry en Rotterdam, preguntad en la estación y allí os indicarán como llegar.

2. En barco desde Rotterdam
Entre los meses de abril y principios octubre hay un barco que hace un crucero de tres horas desde Rotterdam a Kinderdijk. En ese tiempo tenéis algo más de una hora para visitar el lugar y el resto es lo que tarda en ir y volver. Sale dos veces al día, de 10.45 a 14.00 y por la tarde de 14.15 a 17.30. El precio es de 14.5 euros por persona y los niños pagan 10 euros. La diferencia con el fastferry es que este es un barco turístico y el fastferry es un medio de transporte público que usa la gente para ir y volver del trabajo. Podéis encontrar este barco en De Boompjeskade entre los puentes Erasmus y Willems, cerca de la estación de metro Leuvehaven o si vais por tranvía desde la estación, tendréis que coger la línea 8 o la 20. Andando debe estar a unos quince minutos de la estación central. Como no tienen servicio todo el año os aconsejo comprobar que hay servicio el día que vayáis a ir. Su página web es ESTA.

3. En autobús desde Rotterdam o Utrecht
La línea 90 os lleva desde la estación central de Utrecht hasta Kinderdijk en unos setenta y cinco minutos. Al subir le decís al conductor que si os puede avisar al llegar a los molinos de Kinderdijk y el se encarga de indicar la parada. El billete vale 7,29 euros. En el pasado había un billete para viajar todo el día pero creo que ya no lo tienen. En cualquier caso, nunca está de más preguntarle al conductor. Ese mismo autobús también lo podéis coger en Rotterdam para ir a Kinderdijk pero para ello tendréis que ir en tren desde la Estación central de Rotterdam hasta Rotterdam Lombardijen y allí coger el autobús de la línea 90 o el 190, de nuevo indicando al conductor que os avise al llegar a los molinos de viento de Kinderdjik. El billete del tren sale unos 2 euros por trayecto y el de autobús unos 3 euros.

Una vez en Kinderdijk, podéis alquilar bicicletas y recorrer el lugar o simplemente caminar y ver los molinos desde el paseo. Uno de ellos se puede visitar y ver como son en su interior.

Os recuerdo que una alternativa mucho más sencilla y cercana a Amsterdam es ….. Zaanse Schans, la cual ya he explicado anteriormente en Excursiones desde Amsterdam: Zaanse Schans.