Archivos de la categoría Amsterdam

La capital de los Países Bajos y la ciudad más visitada, una pequeña maravilla en la que el agua crea formas únicas y que se encuentra a un metro y medio por debajo del nivel del mar

Rembrandtplein

Rembrandtplein

Rembrandtplein, originally uploaded by sulaco_rm.

Hace cosa de un par de meses que acabó la reforma de Rembrandtplein. Lo más novedoso ha sido que el señor Rembrandt ahora mira en dirección contraria y si antes estaba acompañado por sus amigos, ahora está solo. Le han dejado un espacio abierto muy bonito, con césped en el que la gente se sienta a descansar en sus paseos por la ciudad. A la izquierda de Rembrandt y fuera de la imagen está el pub The Three Sisters (o los pubs porque son dos) y en uno de ellos es donde probablemente me podáis encontrar los fines de semana tomando una cerveza y disfrutando de una agradable conversación.

Si estás buscando información sobre Amsterdam, lo mejor será que empieces en Planeando tu visita a Holanda y desde allí encontrarás enlaces a toda la información que hay en esta bitácora.

La casa de Ana Frank

La casa de Ana Frank

La casa de Ana Frank, originally uploaded by sulaco_rm.

La casa de Ana Frank está a unos ochocientos metros del Dam, un paseo de cinco a diez minutos. Tiene unos horarios de apertura bastante amplios. En primavera y verano hasta las nueve de la noche (y en Julio y agosto hasta las diez) y durante el otoño y el invierno hasta las siete de la tarde. El precio de la entrada es de 8.5 euros, los niños hasta nueve años entran gratis y los adolescentes hasta los diecisiete pagan 4 euros. Se puede comprar las entradas online y os lo recomiendo porque siempre hay cola para entrar y puedes perder una hora o más esperando. Si se compran por Internet cuestan medio euro más.


Ver mapa más grande

En la visita a la casa veréis la parte delantera, en donde estaba el negocio y a través de una puerta secreta pasaréis a la parte trasera que es donde vivía Ana Frank con su familia. Las habitaciones están prácticamente vacías. En la parte superior y en el edificio de al lado hay montada una exposición sobre las persecuciones a los judios y al salir lo haréis por la cafetería y la librería en la que se puede comprar el libro traducido a una purriada de idiomas.

Al lado de la casa tenéis la Westerkerk, una iglesia con una torre que tiene unas vistas espléndidas de la ciudad y a la que se puede subir y en la plaza que está junto a la iglesia se encuentra el Homomonument, un monumento formado por una serie de tres triángulos en el suelo.

Si estás buscando información sobre Amsterdam, lo mejor será que empieces en Planeando tu visita a Holanda y desde allí encontrarás enlaces a toda la información que hay en esta bitácora.

Visitar Amsterdam – segunda parte

Esta anotación es la continuación de Visitar Amsterdam – primera parte

Más cosas que ver en Amsterdam:

  • Casa de Ana Frank y Westerkerk
    Casa de Ana Frank y Westerkerk
    Ver mapa más grande
    Este es otro de los rincones especiales de la ciudad. Está cerca del Dam, a poco más de cinco minutos andando y se puede llegar fácilmente si seguís las señales. Cuando caminas por Ámsterdam verás unos carteles que indican la dirección de los sitios turísticos. Si tienen una figura de una persona andando sobre ellos son para peatones. La iglesia Westerkerk está entre los canales Keizersgracht y Prinsengracht. Solo por ver su preciosa torre de campanario adornada con la corona imperial de Maximiliano de Austria merece la pena. Los horarios de visita de la iglesia son muy malos ya que solo abre entre semana, de once a tres de la tarde y la entrada es gratuita. Si quieres subir a la torre hay que pagar y está abierta de lunes a sábados. La vista merece la pena. En la parte de la iglesia que da hacia el Keizersgracht está el monumento a los homosexuales (Homomonument), una serie de tres triángulos que conjuntamente forman un triángulo enorme. Uno de ellos está sobre el agua en el canal y no es raro ver ramos de flores o velas encendidas. La plaza con la iglesia y los triángulos es uno de los lugares más hermosos de la ciudad y por las tardes, cuando el sol se pone es muy hermoso. Detrás de la iglesia, por el lado del Prinsengracht está la casa de Ana Frank. Las colas para entrar son inevitables y la entrada es algo cara a menos que seas judío, que entonces entras por la jeta sin pagar un duro. En su interior veréis el lugar en el que se escondía la familia pero os aviso que está vacío, sin muebles y por eso es un poco decepcionante. Aún así, si te leíste el libro y te gustó no te lo puedes perder y seguro que en algunos sitios del edificio se te ponen los pelos de punta y sueltas alguna lágrima.
  • El barrio Jordaan
    El barrio Jordaan
    Ver mapa más grande
    Si vas por casa de Ana Frank estás al comienzo del Jordaan, uno de los barrios con más solera de la ciudad. Es una zona preciosa para caminar, llena de tiendas, librerías (libros nuevos y usados), hay algún mercado callejero y muchas terrazas en las que sentarte a tomar una cerveza fresca o un capuchino. Piérdete por sus calles, fíjate en las casas barco y en las figuras sobre las puertas que indicaban la profesión de la gente que vivía en el lugar. Pasear por esas callejuelas, cruzar puentes y deambular sin rumbo fijo es algo que tienes que hacer. No suele haber muchos turistas porque estos prefieren la zona más céntrica y en realidad no saben lo que se pierden porque por aquí se respira un ambiente más agradable.
  • El Mercado de las flores
    El Mercado de las flores
    Ver mapa más grande
    Este es un clásico que seguro que nadie se pierde. Está cerca de Rembrandtplein. Comienza en Muntplein y al otro lado de la calle podréis ver el cine al que acudo a menudo. Es definitivamente el sitio para comprar souvenirs para llevarse, mirad bien en todos los puestos porque siempre podéis encontrar aquello que queréis un poco más barato. También es el sitio para comprar flores y seguro que os escandalizará lo baratas que son en comparación con España. No es raro ver una oferta de cuarenta rosas por cinco euros o cuarenta tulipanes por el mismo precio.
  • La explanada de los museos
    La explanada de los museos
    Ver mapa más grande
    Una parte importante de los visitantes de la ciudad van al Museo de Van Gogh. La entrada vale diez euros y lo normal es que no se tarde mucho en entrar. Personalmente no me gusta nada la pintura de Van Gogh y aunque he estado en el museo en varias ocasiones, no termino de convencerme. Por mi casa han pasado un montón de visitantes que van al museo y después se compran su póster y me llaman inculto por no saber apreciar ese arte. Yo me quedo con Rembrandt y sus excelsas pinturas. Cerca de este museo está el de Arte Moderno y también la galería Nacional. Hay un parque enorme en el que en verano se celebran conciertos y en invierno se pone una pista de patinaje. La zona está bien para tirarte en el césped a descansar y quizás comerte un bocadillo.
  • Museo de la ciencia NEMO
    Museo de la ciencia NEMO
    Ver mapa más grande
    Siempre me ha gustado ir al sitio donde está este museo por la vista que hay. No os sugiero que entréis a menos que tengáis niños. Lo interesante es subir al techo del edificio (es en forma de rampa) y desde allí tenéis una vista muy bonita de la ciudad, del museo Marítimo y de la réplica del barco velero Ámsterdam. Seguramente estaréis casi solos, sin turistas, porque no está en la ruta convencional pero si tienes tiempo vale la pena caminar hasta el museo para hacer unas fotos.

Sitios en los que comer:

  • New King
    New King
    Ver mapa más grandeSituado en el barrio chino, justo frente al templo budista. Es un poco cutre de aspecto pero os aseguro que es el mejor chino de la ciudad con diferencia. El local se extiende entre dos edificios. Mi favorito es un plato llamado fried noodles with mixed meat. Mi amigo el Chino coincide conmigo en que en Ámsterdam y por extensión en Holanda no hay sitio mejor. Es extremadamente barato y os sugiero que no pidáis platos con arroz ya que el arroz blanco es gratuito. También se puede beber té chino gratis y si pedís algún plato picante esto se agradece. Algunos totorotas se quedan abobados y van a comer a un restaurante chino cerca de la estación supuestamente en un barco. Además de caro es una mierda así que yo me abstendría de ir a ese sitio.
  • De Beiaard
    De Beiaard
    Ver mapa más grande
    Este es un secreto que no tienes que compartir con nadie. Vienes a Ámsterdam y quieres probar cervezas, infinidad de ellas y quieres comer en un lugar especial. El sitio al que tienes que ir se llama De Beiaard y está en Spui, a medio camino entre el Dam y Rembrandtplein. En la plaza Spui verás el Luxembourgh, un café también muy bueno y si sigues el contorno del edificio llegarás al lugar buscado. Yo te sugeriría un menú de cervezas en el que vas subiendo poco a poco la graduación de las mismas. De entrada una cerveza blanca, por ejemplo una Witte Ros, seguida de una Grimbergen Dubbel con unos 7º de alcohol. Acompáñalo con comida o caes borracho seguro. Pide Bitterballen que son típicos holandeses y si quieres probar el queso entonces pide Hollandse jonge kaas. Como tercera cerveza pide una La Chouffe con 8º y si aún tienes ánimos y eres capaz de encontrar el camino de vuelta al hotel acaba con una Brugse Tripel de 9º. Cuatro cervezas parecen pocas pero te garantizo que a menos que seas un alcohólico de cuidado la resaca del día siguiente será de las memorables.
  • Wok to Walk
    Wok to Walk
    Ver mapa más grande
    ¿Tienes prisa o no te quieres gastar mucho dinero? Entonces busca alguno de los locales de esta cadena. Mi favorito está al comienzo de Rembrandtplein, tienen un logo naranja y procura no confundirlos con otros de nombre similar llamados wok to go que no tienen ni punto de comparación. Elige entre fideos o arroz, añade los ingredientes que quieras (dos suelen ser suficientes), elige la salsa y en un par de minutos te los cocinan y te lo comes calentito. Absolutamente recomendado. Aviso: en el mapa he marcado los otros restaurantes de la misma cadena
  • Manneken Pis
    Manneken Pis
    Ver mapa más grande
    Estás en Holanda y quieres comer lo que comen los holandeses. No te puedes ir sin probar las papas fritas (patatas para los peninsulares). En Ámsterdam las mejores son las de Manneken Pis que está cerca de la estación, en el Damrak y que es fácil de reconocer por el famoso niño meón belga que tienen en su logo. Te sugiero el tamaño mediano que es alrededor de medio kilo de papas (o el pequeño). El tamaño grande es UN KILO de papas. La salsa más holandesa posiblemente sea una llamada oorlog (guerra en español) que es una mezcla de mayonesa, salsa de cacahuetes y cebolla. A mí me gusta mucho la salsa speciaal, que es una combinación de mayonesa y curry (o ketchup) con cebollas por encima. Repito, tamaño mediano o pequeño y algo que hay que comer porque nadie cocina las papas fritas como esta gente. Yo me declaro adicto. En Utrecht tienen tres locales en el centro.
  • Brasserie Kalvertoren
    Brasserie Kalvertoren
    Ver mapa más grande
    Cerca de Muntplein, en la calle Kalverstraat, la calle peatonal de tiendas que seguro que recorréis, hay un centro comercial pequeño llamado Kalvertoren, justo enfrente del V&D. Si entráis en el centro comercial, en el centro hay un ascensor. Tomarlo para ir a la última planta y allí tenéis una cafetería con unas vistas ALUCINANTES de la ciudad. Las tartas son exquisitas. Tened en cuenta que el ascensor os deja en la planta baja de la cafetería, así que buscad las escaleras y subid arriba para flipar con la vista circular de todo Amsterdam. Ya que está dentro del centro comercial, solo abre en horario de e tiendas.

Entre ambas anotaciones yo creo que hay unos cuantos lugares interesantes de la ciudad. Nunca está de más leerse la Guía no definitiva de la cocina holandesa que escribí hace más de dos años y que complementa perfectamente estas anotaciones. Si se me ocurre algún otro lo iré añadiendo. Ámsterdam es una ciudad bastante bonita y definitivamente uno de los lugares europeos que hay que visitar. Igual me animo y escribo algo sobre lugares en los alrededores que se pueden visitar.

Una pequeña nota sobre aparcamiento en Amsterdam que me pidió un lector y al que no puedo responder porque su dirección de correo no era válida. Si se te ocurre venir a Amsterdam en coche y quieres aparcar en el centro, los precios son prohibitivos, alrededor de treinta euros por día. La alternativa segura se llama P+R, unos aparcamientos vigilados situados fuera de la ciudad en los que puedes dejar un coche por 5.5 euros diarios y como máximo cuatro días. En esos 5.5 euros están incluidos dos billetes de ida y vuelta en transporte público hasta el centro de la ciudad. Podéis encontrar toda la información en inglés en la página del P+R y de todos los aparcamientos P+R yo os recomendaría este en Amsterdam Sloterdijk porque está muy bien comunicado con el centro. Si queréis dejar el coche en la calle, os podéis olvidar del centro de la ciudad y tendréis que dejarlo en la periferia, barrios no muy seguros. Hay que conocer las zonas porque no todas valen, ya que hay áreas reservadas para residentes y si vuestro coche no tiene la autorización, se lo llevará la grúa y os caerá una multa de cuidado. Además, habrá que dejarlo completamente vacío, con guantera abierta, sin papeles, portabultos visible desde el exterior y con una matrícula extranjera aún cantará mucho. Tendréis que moverlo diariamente y si aún estáis interesados teneís una zona en la que podéis aparcar entre Kamperfoelieweg y Sneeuwbalstraat (os dejo un enlace a google maps). La zona está bien comunicada por autobús con el centro y se puede llegar en menos de diez minutos. Aún así, os sigo recomendando la opción más segura del P+R.

En La guía para el transporte público en Amsterdam tienes información sobre los billetes que hay para viajar con el metro, tranvía y autobuses por la ciudad.

Visitar Amsterdam – primera parte

Esta no va a ser una lista ordenada de sitios o cosas que ver durante un día sino más bien un puñado de sugerencias por si pasas por la ciudad y te apetece arriesgarte y algunas de ellas son bastante obvias. Para acompañar esta anotación he comenzado a publicar en la bitácora fotos de Ámsterdam y cada foto vendrá con un pequeño texto explicando alguna chorrada o dando información que puede resultar interesante para el lector. Esta es una anotación abierta y que puede cambiar con el tiempo o si alguien me da información que pueda ser de interés.

Ámsterdam es totalmente distinta al resto de capitales europeas. Es una ciudad que vive a un metro y medio por debajo del nivel del mal, cosida por canales que la convierten en una pesadilla si queréis entrar en la misma con coche. Es un lugar donde aparcar puede resultar carísimo y en el que gracias a unos medios de transporte públicos excelentes uno se puede mover sin problemas. La mayor parte de las atracciones están a distancia de paseo y la regla es evitar las terrazas del DAM para tomarse algo porque los precios son abusivos. Pese a ser la capital de los Países Bajos, el gobierno está en la Haya (Den Haag) y no hay ninguna estancia del gobierno en la ciudad. La familia real tampoco vive en el barrio aunque tenemos el Palacio Real en pleno centro de la ciudad. Lo que sí que encontraréis son turistas, miles de ellos, ya sea verano, otoño, primavera o invierno, siempre es temporada alta.

Como complemento a esta anotación os sugiero que leáis la Guía no definitiva de la cocina holandesa para conocer los platos típicos del país y saber lo que hay que pedir.

Cosas que ver en Amsterdam:

  • Paseo en barco
    Paseo en barco
    Ver mapa más grande
    Cualquiera que mire un plano de Ámsterdam verá que está totalmente rodeada por el agua y que hay canales por todos lados. El paseo en barco es algo que no te puedes perder. Hay un montón de compañías y casi todas tienen el mismo itinerario. Entre la estación y el Dam hay varias empresas. El sistema de audio con el que explican las cosas suele ser en inglés, holandés, alemán y francés. El español solo se usa si tienen una excursión de españoles o latinoamericanos. Todas las empresas usan el mismo sistema, con las mismas voces y explicaciones. Además de daros el paseo por la ciudad os llevan a la zona en donde está el Museo Marítimo, por detrás de la estación central de trenes. Se pueden coger estos barcos justo en la estación de trenes, en Rokin, en Leidseplein o en el Damrak. Procurad sentaros junto a una ventana para hacer fotos sin el cristal. Si hay buen tiempo suelen tener el techo descubierto. Actualización: En el mapa superior os he marcado los puntos en los que podéis encontrar los barcos. Haced clic en el enlace para verlo en grande.
  • El barrio rojo
    El barrio rojo
    Ver mapa más grande
    La zona en la que se encuentran las putas en la ciudad de Ámsterdam es un barrio bastante seguro. Lo que no debéis hacer es tomar fotos de ellas, los chulos se pueden poner bastante agresivos si os ven haciéndolo. Toda esa zona está llena de callejones con multitud de puertas de cristal y las putas detrás de ellas ofreciendo su mercancía. Si vais desde el Dam, id primero al hotel Krasnapolsky y echaros a andar por esa calle (Warmoesstraat) y meteros por Sint Jansstraat y lo vais a flipar. Hay un pequeño callejón paralelo que es absolutamente increíble, me parece que se llama Leidekkerssteeg y sale hacia la mitad del Sin Jansstraat. Alrededor de la OudeKerk (Iglesia vieja) os encontraréis macarrillas vendiendo drogas por la calle, cocaína y similares. En el barrio rojo también hay unos cuantos museos del sexo pero con la de pornografía que hay en Internet yo me ahorraría el dinero.Actualización: En el mapa superior he señalado el barrio rojo, algunos de los lugares que nombro y la ruta para visitarlo que sugiero. Haced clic en el enlace para verlo en grande.
  • Ons’ Lieve Heer op Solder. Esta iglesia, que podemos traducir como Nuestro Señor en el Ático es con gran diferencia la más curiosa y bonita de la ciudad. En la vida la encontraréis si no os lo dicen porque no tiene aspecto de iglesia. Hay que recordar que Holanda es un país protestante y los católicos fueron perseguidos. Cuando se suavizaron las cosas se permitió a los Católicos construir una iglesia en la ciudad pero no debía tener aspecto de iglesia y por eso la hicieron dentro de una casa, en el ático. Es una auténtica preciosidad situada en el Barrio Rojo. En el enlace podéis encontrar información sobre la iglesia y en el mapa del Barrio Rojo la podréis ubicar fácilmente. Totalmente recomendada, os garantizo que nunca habéis visto algo así. Actualización: Como la iglesia está en el Barrio Rojo, he puesto el marcador señalando su posición en el mapa del Barrio Rojo.
  • Heineken Experience
    Heineken Experience
    Ver mapa más grande
    De todos los museos de la ciudad yo me quedo con el más desconocido, con el museo Heineken. Si te gusta la cerveza no te puedes perder la visita al lugar. Está en la fábrica original en la que comenzó la leyenda. Se encuentra cerca de la explanada de los museos. En su página Web puedes encontrar más información. La entrada vale once euros pero con la misma te regalan un vaso Heineken precioso al final de la visita que viene en una lata bastante protegido para poder llevároslo y además durante la visita podéis tomar tres vasos de cerveza así que si haces el cálculo del precio de una cerveza por la ciudad y lo del vaso, está regalado. La visita es tan interesante o más que la del museo Guinness, por ejemplo. Hay una atracción cerca del final de la visita en la que te subes en un carro y tienes un paseo virtual por la ciudad que es un cachondeo. Definitivamente algo que merece la pena ver. En el mapa podéis ver en donde se encuentra.
  • Rembrandtplein
    Rembrandtplein
    Ver mapa más grande
    Es mi lugar favorito de la ciudad. Me encantan las terrazas de esta plaza y pasar el rato mirando al señor Rembrandt en su pedestal y a los julays que le han puesto de acompañantes por delante. No hay nada como tomarse una cerveza en The Three Sisters, tanto fuera como dentro. Hay dos locales con el nombre, id al de la esquina si vais a su interior, tiene unos ventiladores que funcionan con poleas de distribución geniales. Las hamburguesas también están bien. Cuando estéis sentados allí pensad que es como un segundo hogar para mí y que mi amigo el Turco y yo hemos pasado allí tardes tomando cerveza y discutiendo sobre los designios de Dios para este mundo. Si os sentáis justo frente a la parada de tranvía en un día de calor igual le veis el chichi a alguna chica, es un deporte bastante placentero. En Rembrandtplein hay un montón de sitios para beber y desde allí comienza la calle Utrechtsestraat en la que hay multitud de sitios para comer que están bien. Actualización: En el mapa superior os he marcado Rembrandtplein y alrededores. En este mapa también está señalado el Mercado de las Flores y Kalverstraat. Haced clic en el enlace para verlo en grande.
  • La vista del canal Amstel
    La vista del canal Amstel
    Ver mapa más grande
    Cerca de Rembrandtplein, si andas un par de cientos de metros más por Amstelstraat llegas a un puente con la mejor vista de la ciudad. El puente se llama de Blauwbrug o el Puente Azul. Desde allí hay una vista preciosa del río Amstel con el puente Magere Brug y su forma preciosa, el teatro Carré, la sede corporativa de Philips con un rascacielos solitario que se ve a lo lejos por la izquierda y por delante de dicho edificio el hotel Amstel, el cual salía en la película Ocean’s Twelve y junto al que vivía mi amigo el Turco, de hecho su casa se ve desde ese sitio si sabéis cuál es el edificio. Merece la pena ir a hacer las fotos de rigor y volver por la noche cuando el Magere Brug está iluminado y luce aún más bonito. Yo no me canso de ir a ese lugar e imaginar historias mientras algún barco cruza por el lugar y ves una bandada de patos haciendo figuras en el agua con la desgana de quien sabe que no tiene ningún mérito lo que están haciendo pero para nosotros es sencillamente precioso. Si visitas Ámsterdam y no vas a este lugar, te has perdido lo mejor de la visita. Actualización: En el mapa superior os he marcado el Blauwbrug. Este mapa también tiene la información de Rembrandtplein y alrededores. Haced clic en el enlace para verlo en grande

En La guía para el transporte público en Amsterdam tienes información sobre los billetes que hay para viajar con el metro, tranvía y autobuses por la ciudad.

Esto se ha alargado demasiado así que he optado por acabar esta primera parte aquí y en la segunda seguiremos con este paseo por sitios exóticos y también por lugares en los que comer.

Sigue leyendo sobre el turismo en la capital holandesa en Visitar Amsterdam – segunda parte

Planeando tu visita a Holanda

Para ayudarte a crear tu recorrido y sacarle el máximo partido a los días que estarás en los Países Bajos he organizado todas las anotaciones dependiendo del lugar que quieres ver. En esta anotación tienes un índice de todo ese contenido.

Para aquellos que quieren visitar únicamente la ciudad de Ámsterdam, pueden encontrar un montón de información útil en:

Lo pueden complementar con la Guía no definitiva de la cocina holandesa para saber más o menos lo que merece la pena probar.

Si además queréis hacer alguna excursión a los alrededores y visitáis el país entre finales de marzo y la segunda semana de mayo, deberíais ir al Keukenhof.

También en primavera y verano, es posible visitar la ciudad de Alkmaar en viernes por la mañana para ir a ver el mercado del queso. Tenéis toda la información en Excursiones desde Amsterdam: Alkmaar.

O podéis optar por complementar la visita a Alkmaar con una visita a Zaanse Schans ya que están en la misma ruta de tren.

Otra alternativa es visitar los pueblos pesqueros de Volendam y Marken, dos preciosidades que parecen sacadas de otro universo y que no están muy lejos de Amsterdam.

Cerca de la ciudad de Amsterdam tenemos dos ciudades muy hermosas. Podéis elegir entre Haarlem y Utrecht. Si es un día soleado no dejéis de subir al Dom de Utrecht, es una hora subiendo casi seiscientos escalones pero la vista desde allá arriba hace que merezca la pena.

Para los amantes de grandes ciudades pueden optar por Rotterdam o la Haya. La primera es la ciudad más moderna de Holanda, con el puerto más grande de Europa y todo un despliegue de arquitectura y la segunda es la sede del gobierno y una ciudad bastante hermosa. En la Haya se puede ir con el tranvía hasta Scheveningen y pasear junto al mar del Norte.

Muy cerca de la Haya está Delft, pequeña ciudad universitaria y lugar en donde entierran a los reyes holandeses que merece una visita. En ella es donde aún se fabrica la cerámica azul de Delft y se puede visitar una fábrica para ver el proceso.

Una excursión algo más complicada es a Kinderdijk, el paraíso de los molinos de viento. Toma su tiempo y hay que tener algo de espíritu aventurero pero lo pagan las vistas de esos molinos de viento que funcionan ahora igual que lo hacían cuando se construyeron.

Para aquellos que no lleguen al país por Schiphol (Amsterdam) sino por el aeropuerto de Rotterdam, hay información en la Guía para el transporte desde el aeropuerto de Rotterdam.

Y finalmente, los realmente aventureros y a quienes no importe unas cuantas horas para llegar a su destino, para esos sugiero que se den un paseo por la ciudad de Brujas, en donde podrán ver todas estas maravillas

Todo esto está acompañado por numerosos álbumes de fotos en los que podéis encontrar más información en cada una de las imágenes: