Archivo de la etiqueta: Zaanse Schans

Excursiones desde Amsterdam: Zaanse Schans

Así que vas a pasar unos días en la ciudad de Amsterdam y te apetece ir a algún lugar en los alrededores, ver algo más de Holanda y no quieres ir a una de las oficinas de información para el turista y contratar un tour en autobús. Antes de seguir quiero que sepas que tanto enfrente de la estación central de trenes, en un edificio que dice VVV como en algunas agencias en el Damrak puedes contratar ese tipo de giras, las cuales pueden durar medio día o un día entero. Te saldrá más caro que ir por tu cuenta pero no tendrás que preocuparte por horarios de autobuses, trenes y similares. Estás avisado.

Zaanse Schans
Una de las posibilidades es ir a Zaanse Schans, un villorrio muy cerca de Amsterdam en el que hay varios molinos de viento, algunos de los cuales ya han aparecido en el Álbum de fotos de molinos de viento. Para llegar lo más conveniente es el tren. El billete de ida y vuelta os costará 4.9 euros (a precios de Febrero del 2009) y el tren tarda diecisiete minutos en llegar y si no me equivoco hay unos cuatro trenes por hora. Los trenes para ir a ese sitio son los de la línea con destino Alkmaar o Uitgeest, unos trenes llamados Sprinter y la parada es la cuarta, en Koog-Zaandijk. Anteriormente el tren parará en Amsterdam Sloterdijk, Zaandam y Koog Bloemwijk . Tened en cuenta que también hay trenes Intercity que van en la misma dirección pero en ese caso no paran en dicha estación. Para que nadie se meta en el que no deba, hay unos intelectuales muy cualificados en la estación que os darán información y os explicarán todo. Una vez salgáis del tren en la estación de Koog-Zaandijk, seguid las señales hasta Zaanse Schans, son unos quince minutos andando y no hay manera de perderse.

Cuando lleguéis veréis una vista preciosa con varios molinos de viento y un grupo de casas que han sido reacondicionadas como tiendas de souvenirs. En una de ellas se puede ver como preparan el queso holandés e incluso comprar pequeños quesos para llevar de regalo. El precio está bastante bien. Para los souvenirs más folclóricos, sigo prefiriendo el mercado de las flores en Amsterdam. Decir que la entrada en Zaanse Schans es gratuita y que solo tenéis que pagar si queréis visitar alguno de los molinos de viento para ver su interior. El precio de la entrada es de dos o tres euros. Merece la pena subir al menos a uno de ellos y ver como funciona toda la maquinaria.

Una vez termináis de ver el lugar, paseo hasta la estación y tren de vuelta a Amsterdam. Yo diría que en tres horas se puede ver el lugar lo cual lo hace perfecto como excursión de medio día.

Se me ha olvidado comentar que se puede combinar esta visita con Alkmaar. Si compras el billete de ida y vuelta para Alkmaar y en lugar del tren Intercity te montas en el Sprinter, puedes bajarte en Koog-Zaandijk, visitar Zaanse Schans y continuar luego el viaje hacia Alkmaar, o visitar los molinos al regresar (también tomando el tren Sprinter).

Barco y Molinos De Huisman y De Gekroonde Poelenburg

Y otra vista de los molinos De Huisman y De Gekroonde Poelenburg, esta vez lateral, con un velero engalanado al frente y allá al fondo, el molino de Kat. No consigo recordar que era lo que se celebraba aquel día, pero definitivamente, todas las banderas y las telas de las aspas en esos colores no eran por nada. Esta foto es del año 2002.

Fue una pena que el día estuviera tan gris, aunque por otra parte, tiene su encanto.

Si estás organizando tu viaje a Holanda, en la anotación Excursiones desde Amsterdam: Zaanse Schans tienes un montón de información para poder visitar este lugar. Además, en Visitar Holanda tienes todo lo que hay que saber sobre Amsterdam y otros lugares de los Países Bajos.

Molinos De Huisman y De Gekroonde Poelenburg

También en Zaanse Schans tenemos estos dos molinos de viento, llamados de Huisman y De Gekroonde Poelenburg. El primero se puede traducir como el dueño de la casa pero para el segundo no tengo mucha idea. En la foto no se ve muy bien pero este último está construido en madera y es el último de su tipo que queda en este lugar. Fue construido en 1869. Su compañero, de Huisman es un molino para la producción de mostaza y sigue en activo. Fue colocado sobre el edificio en el que se encuentra en 1955.

Si estás organizando tu viaje a Holanda, en la anotación Excursiones desde Amsterdam: Zaanse Schans tienes un montón de información para poder visitar este lugar. Además, en Visitar Holanda tienes todo lo que hay que saber sobre Amsterdam y otros lugares de los Países Bajos.

Molino De Kat en Zaanse Schans

Molino De Kat

Molino De Kat, originally uploaded by sulaco_rm.

Ayer ya comentaba que Zaanse Schans es un lugar de visita obligada cuando se viene a Holanda. En ese lugar llegaron a coexistir cientos de molinos en el pasado. Eran una gran industria que proporcionaba una gran parte de los recursos de este país.

En la actualidad quedan unos pocos, un puñado de supervivientes que se han convertido en atracción turística. Se pueden visitar y el paraje resulta encantador. Algunos de los molinos que veis en ese lugar han sido traídos de otras zonas. La historia del molino de Kat se remonta a 1646 y desde entonces ha sido reconstruido un par de veces, por culpa del fuego y del progreso. El molino de Kat siempre se ha dedicado a moler materiales para crear pigmentos para pinturas.

El molino descansa sobre la casa y el almacén del molinero y previo pago de una pequeña cantidad se puede visitar su interior.

Si estás organizando tu viaje a Holanda, en la anotación Excursiones desde Amsterdam: Zaanse Schans tienes un montón de información para poder visitar este lugar. Además, en Visitar Holanda tienes todo lo que hay que saber sobre Amsterdam y otros lugares de los Países Bajos.